Usos de los inciensos

En el post de hoy veremos la variedad de usos de los inciensos a nivel general.

  •  Inciensos con fines terapéuticos: en esta utilización de los inciensos se busca inhalar con el objetivo de que las personas enfermas encuentren su paz interior. Al mismo tiempo, sirven para elevar el ánimo y entrar en armonía con su yo oculto para que sane. Aleja las energías negativas y desecha los malos deseos, para que ocurra la curación y tenga prosperidad.
  • Inciensos con fines religiosos: gran variedad de religiones utilizan el incienso para sus rituales. La religión católica muestra desde sus inicios la importancia del incienso al ser una de las ofrendas entregadas al niño Jesús en su nacimiento, en la actualidad es usado durante las procesiones de semana santa y adoraciones eucarísticas. El Buda trasmite que el uso del incienso ayuda a la persona a sumergirse en el arte de la meditación más fácilmente. Por su parte, los egipcios quemaban estas varas para alejar los espíritus malignos y adorar  a los dioses.
  • Inciensos con fines estéticos: es común entrar en algunos negocios o ambientes que reciben a mucha gente y ver inciensos encendidos, esto lo hacen porque disimula el olor de la aglomeración de personas, al mismo tiempo que proporciona un ambiente agradable con un olor relajante que propicia a que se queden por más tiempo en ese lugar.

Es importante tener en cuenta que las personas no deben estar en presencia del incienso en lugares pequeños y cerrados, ya que la inhalación de este humo puede ocasionar ahogamiento y puede ser perjudicial para algunos individuos que presenten ciertas patologías. De manera controlada, se recomienda su adquisición por sus beneficios y usos del incienso en sus diferentes presentaciones: en polvo, granulado, cono, barra solida, ya que llenar el ambiente de paz y aleja el estrés, que es el causante de muchas enfermedades psicosomáticas.

¿Conocías los usos de los inciensos?