Cómo hacer tus propios inciensos (incombustibles)

Hoy aprendemos juntos cómo hacer tus propios inciensos, en este caso incombustibles.

Los ingredientes necesarios serán gran variedad de hojas, flores, raíces, cortezas, maderas, resinas, gomas y aceites. Lo primero será triturar todos los ingredientes de manera cuidadosa, intentando que queden unos polvos finos. Para realizar este paso puedes utilizar un mortero o una trituradora eléctrica, lo que te resulte más sencillo. Ten en cuenta que no es fácil reducir algunas resinas a polvo, pero con algo de práctica podrás hacerlo perfectamente. Cuando tengas todo hecho, mezcla con sus manos las resinas y las gomas en un gran recipiente de madera o cerámica. Piensa en esta actividad como una creación para relajarte y crear un aroma único en el mundo. A continuación, agrega a la mezcla las hojas, cortezas, flores y raíces pulverizadas.

El siguiente paso será añadir los aceites o lo líquidos que estén incluidos en la receta y hayas querido utilizar. Te recomiendo que vayas con cuidado, ya que suele bastar con añadir unas pocas gotas. Un dato curioso es que si los aceites que has elegido se componen de una cantidad suficiente de ingredientes secos puedes sustituir alguna hierba que le falte por un aceite del aroma de dicha hierba. Simplemente tienes que asegurarte de que el aceite que elijas es un aceite esencial, pues al arder los aceites  que no lo son (esto es, sintéticos) huelen a plástico quemado.

Una vez que has mezclado perfectamente todos los ingredientes, tendrás listo tu incienso para disfrutar de un aroma único cuando quieras. Una hacer tus propios inciensosrecomendación es que los conserves en un tarro cerrado herméticamente. También te recomiendo que si vas a hacer de varios aromas pongas una etiqueta en la que aparezca el nombre del incienso y su fecha de su elaboración.

Espero que este tutorial de cómo hacer tus propios inciensos te haya sido de utilidad.